The Basterds en el Doré

Ayer me pegué un lujete cinéfilo: ver Malditos Bastardos en el cine Doré. Para quien no conozca el Doré, es la sede de la Filmoteca Nacional, y un cine maravilloso en el que, por dos euros, en pleno centro de Madrid, uno puede ver maravillas, rarezas, clásicos y películas con interés especial.

El Doré es un lugar entrañable para todos los cinéfilos de la capital, que te hace recuperar el placer de ir al cine. Ese rito de pagar tu entrada y sentarte a esperar a que se abra el teloncillo mientras echas un vistazo al personal que va entrando. 

Llamadme snob, pero no es lo mismo reproducir ese rito en un multicine de las afueras, a donde has tenido que llegar en coche, que pasear por el centro de Madrid y encontrarte con esto:

EL Doré, antiguamente conocido como El Palacio de las Pipas

 Más aún, cuando la sala a la que entras es tal que así:

"Ladrón de bicicletas", en el Doré

 
Por todo eso, el Doré era el cine perfecto para ver una película que supura cinefilia y homenajes por los poros, como es Malditos Bastardos. Y sin pretender destripar a nadie el final, sólo diré que las últimas escenas generaban una cierta inquietud, sentados como estábamos, en otro viejo y bonito cine con palcos. O eso o que yo soy como un crío y me sugestiono, que también puede ser.
 
Resumiendo, si no habéis visto Malditos Bastardos, ya va siendo hora, si no habéis ido al Doré, aprovechad alguna visita a Madrid para ello. (Si sois de Madrid y nunca habéis ido, no tenéis perdón de Dios). Y os dejo con el trailer de los Inglourious Basterds, y con el discurso de Aldo Raine. “… and I want my scalps!”
 
 
Lt. Aldo Raine: My name is Lt. Aldo Raine and I’m putting together a special team, and I need me eight soldiers. Eight Jewish-American soldiers. Now, y’all might’ve heard rumors about the armada happening soon. Well, we’ll be leaving a little earlier. We’re gonna be dropped into France, dressed as civilians. And once we’re in enemy territory, as a bushwhackin’ guerrilla army, we’re gonna be doin’ one thing and one thing only… killin’ Nazis. Now, I don’t know about y’all, but I sure as hell didn’t come down from the goddamn Smoky Mountains, cross five thousand miles of water, fight my way through half of Sicily and jump out of a fuckin’ air-o-plane to teach the Nazis lessons in humanity. Nazi ain’t got no humanity. They’re the foot soldiers of a Jew-hatin’, mass murderin’ maniac and they need to be dee-stroyed. That’s why any and every every son of a bitch we find wearin’ a Nazi uniform, they’re gonna die. Now, I’m the direct descendant of the mountain man Jim Bridger. That means I got a little Injun in me. And our battle plan will be that of an Apache resistance. We will be cruel to the Germans, and through our cruelty they will know who we are. And they will find the evidence of our cruelty in the disemboweled, dismembered, and disfigured bodies of their brothers we leave behind us. And the German won’t not be able to help themselves but to imagine the cruelty their brothers endured at our hands, and our boot heels, and the edge of our knives. And the German will be sickened by us, and the German will talk about us, and the German will fear us. And when the German closes their eyes at night and they’re tortured by their subconscious for the evil they have done, it will be with thoughts of us they are tortured with. Sound good?
The Basterds: YES, SIR!
Lt. Aldo Raine: That’s what I like to hear. But I got a word of warning for all you would-be warriors. When you join my command, you take on debit. A debit you owe me personally. Each and every man under my command owes me one hundred Nazi scalps. And I want my scalps. And all y’all will git me one hundred Nazi scalps, taken from the heads of one hundred dead Nazis. Or you will die tryin’.
 
Ps1: Por cierto, la programación del Doré se puede consultar aquí  , para que vayáis con el plan ya hecho.
Ps2: Besos para Silvia, una estupenda compi de Doré. (Guillermos, Natalia, Ione, Susana, venga al Doré, hombre ya…)
Anuncios

~ por jjsefton en agosto 8, 2011.

2 comentarios to “The Basterds en el Doré”

  1. Esos cines que,al entrar, olían a cortinas apelmazadas por el alcanfor…y que,después al salir,olían a humanidad 🙂 Sólo queda el Doré.

    Vale,me has convencido,la veré.

  2. Más razones para amar el Doré. 🙂 Besos! Silvia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: