Grandes entradas del Rock and Roll (I)

¿Cómo se empieza un concierto de rock and roll? ¿Cómo sales y de primeras haces creer a la gente que ha merecido la pena gastarse los 50 euros en verte? Es una pregunta a la que todos los grupos tienen que contestar cuando se plantean una gira. (Dejando aparte a esos grupos indies que tocan mirándose a los pies, los cuales bastante tienen con abandonar la posición fetal y arrastrarse hasta el escenario.)

Hay varias formas de empezar a lo grande, y en este post y el siguiente explicaré algunas. Pero vamos a empezar con un ejemplo: Elvis en el Aloha from Hawaii. Todo en este concierto era desmesurado, empezando por la audiencia: se retransmitió por satélite a más de 1000 millones de espectadores.  Y consiguió el récord de audiencia para un show de un solo artista. Récord que, dada la fragmentación posterior de las audiencias, se quedará para siempre ahí. Observad:

Grande, decíamos, y ¿qué más grande que Así Habló Zaratustra? Vale, es un poco obvia, pero es lo que toda persona identifica como música “grande”. Estoy seguro de que si llamas a Dios por teléfono eso es lo que suena mientras te pone en espera. Y después de Strauss… zas, sale él, ello, con su capa, sus lentejuelas, su tupé, sonriendo, señalando con el dedo, musitando probablemente cosas como “hello darling” y “oh yeah”. Y con esa pedazo de intro del C.C. Rider. Apabullante.

Y sin embargo, aún se puede hacer mejor. Sí, la música del C.C. Rider es perfecta, pero siempre se puede añadir algo, como un breve discurso motivador. En esto, los que siempre han sabido clavarlo han sido los Blues Brothers.

Who, us? - Yeah, you

Aquí (enlace spotify) el Opening del disco “Briefcase Full of Blues”. Suena un piano despistado, la banda ataca el “I can’t turn you loose” y sobre eso, Elwood (Dan Aykroid) larga todo esto:

Good evening ladies and gentlemen and welcome to the Universal Amphitheatre. Well, here it is, the late seventies going on 1985. You know, so much of the music we hear today is all pre-programmed electronic disco, we never get a chance to hear master blues men practicing their craft anymore. By the year 2006, the music known today as the blues will exist only in the classical records department of your local library. So tonight ladies and gentlemen, while we still can, let us welcome, fromRock IslandIllinois, the blues band of Joliet Jake and Elwood Blues, the Blues Brothers.

Y todavía lo mejoran con la apertura del concierto Made in America (otro spotienlace), en la que Elwood se descuelga con esto:

Good evening everyone and welcome to the United States of America. And indeed we have congregated here at this time to celebrate a most treasured wealthspring of contemporary music. It is the sound which historians in the far future might catalog under Twentieth Century Pre-Light-Emitting-Diode Euphoric, but today the sound lives, and tonight assembled exclusively for your entertainment pleasure, from the music capitals of this continent, this is the hard working all-star showband of ‘Joliet’ Jake and Elwood Blues, ladies and gentlemen, these are the Blues Brothers.

Y no es que estos temas estén muy bien en los conciertos. Es que es la música que uno necesitaría muchas veces en la vida. Chasquear los dedos, que sonase esa música y apareciesen detrás de ti, escoltándote, los dos bailarines negros de Amy Winehouse. Permanecer impasible mientras largan su intro y bailan, chasquear los dedos para parar la música y decir lo de “Buenas, venía  por lo de mi aumento de sueldo/crédito/polvo”.

También es música genial para casi cualquier otra circunstancia de la vida, pero usarla (y a los bailarines de Amy) para bajar al estanco y decir: “Un Marlboro corto y dos sellos para España” es matar moscas a cañonazos. Y no es que a mi estanquero le fuese a molestar, que él es un cachondo. Pero no se puede ir por ahí siendo grande todo el día.  Porque surgen las envidias y los recelos. Yo por eso me paso la vida disimulando.

Y hasta aquí el post, dejando para una segunda parte más rockandrollera dos de Green Day y una de Los Ronaldos. Quien quiera dejar sugerencias de cómo comenzar un concierto, que use los comentarios.

Anuncios

~ por jjsefton en agosto 24, 2011.

2 comentarios to “Grandes entradas del Rock and Roll (I)”

  1. Qué buena entrada…pensando, pensando, de todos los conciertos a los que he asistido a lo largo de mi ya algo larga vida, recuerdo con especial emoción la primera vez que vi al Boss, atacando con “Born in the USA”…yo lloraba cual criatura y lancé mi brazo en alto con tanta nergía que salió disparado mi reloj. Obviamente nunca más volví a verlo y desde entonces no llevo.
    Otra triunfal fue la primera vez que vi a mis adorados The Cure, presentación del “Desintegration”, Velódromo de Barcelona, atronaron con ésta……..http://www.youtube.com/watch?v=bZoYzne9Tpg&feature=related …simplemente, brutal, vellos como escarpias.

    Kisses!!!

  2. […] sé que con dos entrada parecía haberlo dicho todo sobre el tema (aquí la primera . Pero uno va encontrando cosas nuevas y no puede menos que añadirlas. Aquí está el señor Tom […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: