What will happen tomorrow in Madrid?

Hello, non spanish people 🙂

I write this post in english because it’s written to let you know, from the inside, what it’s going to happen tomorrow. Tomorrow there will be a public demonstration in Madrid, in the Puerta del Sol. The reason for this is the economic and political situation here in Spain.
There’ll be a lot of people, and a lot of cops in their riot police uniforms.  So, it’s very likely that tomorrow night, on TV, you’ll see some riots. And you’ll be thinking “Ah, these spaniards, the government cuts some social benefits they have – at expense of Europe- and they get to the streets to create some trouble.”

Well… not really. The economic situation is bad, and the cutbacks are hurting a lot of those who most need those benefits. But let me share with you some other things that are happening here in Spain this weeks and months. And maybe you’ll get a better notion of what’s going on in this part of the world.

We’re in crisis. A bad one. And some cutbacks were expected. In fact, Rajoy, during his campaign, announced them. So, we all had that in mind, and we were kind of resigned to it. But, let me introduce to you this happy guy.

This is Pedro de Armas. An elected member of the city hall of Arrecife. Doesn’t he look lovely with his green shirt, and that hat?… The problem is that this guy, that should be working in the city hall (that’s for what citizens elected him), has been away for some time. Why? Because he wanted to sail the sea. And he has joined a competition called Gran Prix del Atlantico. To go to the Caribbean. Without leaving his “job” in the city hall. How long ago was that?… Mmmm 5 months. What does his party say about this? A colleague from this party defended him recently. After all, well, isn’t it a nice dream, to go to the Caribbean?…

Let me show you another nice thing. This tapestry.

Oh, so nice. Done by Icouldntcareless, in about… yes, that century.I’ts a tapestry located in the Spanish Parlament. Nice to have beautiful things around our politicians (that helps to prevent their urge to go to the Caribbean, for instance). The thing is,  these days has popped up also the amount of money required to clean and mantain the carpets and tapestries in the Parlament. The budget, for a year is… (ready?)… 660.000 euros. So, that means that every year, from our taxes, about 850.000 dolars go to keep those things nice and clean. You’d think, that in a country that has recently decided not to priovide health care to inmigrants that can’t prove that they pay taxes, they’d find a way to skip this expense this year. Oops. No,  sorry. Some inmigrants will have to live without AIDS retrovirals, but hey, the tapestries will shine this year too. Well done, boys, priorities…

Or look at this beauty.

 That’s the Castellon airport. Built, of course, with a lot of  public money. Do you see how clean from planes it is?. Well, the main reason is that no company in this world considers that there’s a need to take their planes there. You’d think that someone should have thought about that, before spending about 150 million euros. But this is a personal project of Carlos Fabra the president of the Diputacion Provincial de Castellón. If I had to write about all the dirty and corrupt business this man is involved in, you’d be here reading until tomorrow. He has good lawyers, though, and to the moment he has succeeded in getting some of their “irregularities” “prescribed”, but hopefully, he’ll face some trials this year. Will he go to jail? Probably, no. And in any case, in every step of the process, his mates in the Partido Popular will try to present him as a “respectable man, affected by a insidious campaign of lies and distortion of the facts”. Which is the same thing that the PSOE (the other party) does, everytime that a similar thing happens with one of it’s members.

Or, let’s talk about Urdangarin, the King’s son in law, who has been caught in some dirty business, and that will probably walk free after “returning” what he took. Or Matas, an equivalent of Fabra, in the Balearic Islands, who had the toilet brushes in his home made in gold – I am not kidding, 300€ the piece-.  Of course, you’ll be thinking, “that’s anecdotic”. Not really. Do you want to see a map of corruption in Spain? Here you are:

Every sign is a corruption case. And every sign has the symbol of the political party that took part in it. And believe me, if they really had to put every existing case in that map, those signs would have to be way smaller to fit.

And that’s not all, the private sector has his funny moments, too. We could talk about the president of the “Patronal” (Spanish Bussinessmen Association). Who has recently declared that the new laboral laws are great because will allow to “substitute expensive employees for cheaper ones”. Yes, using those terms: “expensive” and “cheap”.

Or Bankia, that bank that will be rescued with public money. The initial “injection” will be of.. 10.000 million euros. The same day, the government announces a cutback in Health Care and Education for… 10.000 million euros.  Call me suspicious but… is it me or… 10.000 million euros look a lot like 10.000 million euros? We need Sherlock Holmes, Dr. House and a couple more to solve this mistery. Humhum…

So mainly, it’s not the bad economic situation what will take people to the streets tomorrow. Is the general feeling that we are being laughed at. And loud.

And, maybe,  tomorrow you’ll see some riots. And you shouldn’t be surprised. Because although most of the people protesting will do it, as always, in pretty peaceful ways, there always can be a couple of rioters. And if there aren’t, undercover cops will take their role, inciting people to be more violent and agressive. As it has been done in previous demonstrations, when videos taken by citizens proved that some of the most agressive demonstrators were, actually, undercover policemen, “warming things a little”.

Which is absurd, because if there’s something that a spaniard knows, these days, is that a spanish riot policeman doesn’t need a “warm” situation to hit you if it pleases him.  As we all could check last year:

Again

And again

(They seem to have some special attraction for hitting girls. Brave guys, our boys in blue…)

So, dear friends from abroad, tomorrow some normal and peaceful people, like me, will go to the Puerta del Sol. With the intention of remain there as much time as possible. To say, more or less: “Stop Laughing at Us”.

But, as in the news only the riots will appear, I just wanted to show you a bit more of what’s going on here.

Thanks for reading, thanks for sharing, and excuse the poor English grammar and the mistakes.

La malvada violencia

Primero: Creo que las intenciones del Gobierno Británico de reducir los presupuestos destinados a enseñanza universitaria son una barbaridad. Eso implicará en algunos casos triplicar el precio de las matrículas, recortar las becas y dejará a mucha gente sin posibilidades de acceder a la enseñanza universitaria. Y eso liquida, de base, uno de los principios de una sociedad que pretenda ofrecer algo precido a la igualdad de oportunidades. El del acceso a la enseñanza. Lo cual es una barbaridad en cualquier país civilizado y una barbaridad muy preocupante, dado que hablamos de un país de nuestro entorno.

Segundo: Nos hemos enterado de la noticia por fotos como ésta, correspondientes al asalto de la sede del Partido Conservador, a cargo de un grupo de estudiantes. Si los estudiantes no hubiesen tomado el edificio a tortas, ni nos habríamos enterado.

Conclusión: la violencia es muy mala. Pero una foto de un tipo rompiendo unos cristales siempre irá antes a la portada de un periódico que la de un tipo teniendo mucha razón. Con lo cual,  aparte de tener razón, hay que romper cristales.

Y sí, qué le vamos a hacer, es un razonamiento maquiavélico. Pero no lo hago yo. Seguro que es el consejo que cualquier director de periódico le daría al líder de una protesta: “Quemad unos camiones, dejad algún poli sangrando, no sé, chicos, hacedme algo bonito, yo es que si no, no puedo.”

 

 

OADIR (y III)

El "facepalm" ya se conocía entonces. Muy apropiado, oigan.

Vais a pensar que lo mío con el OADIR ya es obsesión, porque voy por la tercera entrada sobre el dichoso observatorio en un mes. Pero oigan, no, en serio, que merece la pena, que esto es realmente muy bueno.

En la primera entrada ya mencioné cómo uno de los arrebatos del OADIR fue contra Álex de la Iglesia. El motivo era que un personaje de Plutón BRBnero había calificado la Capilla Sixtina como “sauna de un chuloputas.” El observatorio declaraba a este respecto:

  1. En su minuto 23:19 dice: Esperamos no recibir muchas denuncias por decir que la Capilla Sixtina es una sauna de chulo putas” (sic).
  2. Esta afirmación atenta contra el derecho al honor de los católicos.
  3. También supone un escarnio de las creencias religiosas de muchos ciudadanos de este país.
  4. Este tipo de afirmaciones no son de recibo y menos en un canal que pagamos todos los españoles con nuestros impuestos.
  5. No cabe la excusa de que se trate de una serie de humor o ciencia ficción, ya que bajo tal pretexto puede inducir a la burla, ridiculización y, en último extremo, al odio hacia la fe católica o hacia los católicos (ni hacia ningún colectivo).
  6. Por todo lo anterior instamos a RTVE para que retire de la red este episodio en concreto y deje de emitir esta serie si no tiene otra cosa mejor que hacer que, violando el art. 525 del Código Penal, meterse con la Iglesia Católica, de la cual formamos parte millones de españoles y cuyos sentimientos se ofende con este tipo de emisiones.

En una jugada del destino que realmente me hace dudar de mi ateísmo, y afirmar que de paso, si Dios existe, es un cachondo mental, hoy el Abc (ni más ni menos) publicaba lo siguiente:

Miguel Ángel se inspiró en burdeles para pintar la Capilla Sixtina.

El genio renacentista encontró inspiración en las «stufa», según asegura la estudiosa Elena Lazzarini en un artículo publicado en medios italianos

¿No es… hermoso? No me digáis que no merecía la pena dedicarle un tercer post a esto…

Buehman- Castigando la ciudad con el látigo de su indiferencia.

Como empiezo a estar un poco cansado de las polemiquillas internetero-informativas (Sánchez Dragó y sus japonesitas, Pérez Reverte y las lagrimillas del ministro, Ramoncín y sus 27000 cuitas y las similares que estarán por venir), he creado un superhéroe.

Se llama BuehMan:

– Sánchez Dragó ha dicho que se trajinó a dos treceañeras japonesas y que eran unas zorritas.
– Bueh…

– Ramoncín ha versioneado a Nirvana, con el culo.
– Bueh…

– Molina Foix ha dicho que el comic es para críos.
– Bueh…

Y aquí lo tenéis. Dispuesto a usar sin piedad sus enérgicos “bueh”, sus temidos “posmiratú”, sus finiquitadores “tumismo”. Es BuehMan. El superhéroe al que se la trae al pairo. Observad su anodina ropa, su vacía mirada, ajena al escándalo, y el rojo látigo de su indiferencia.

Buehman

Usad el “bueh”, amigos…

Las cosas del Oadir (II): El caso de la Magdalena esquiva.

(Este post tiene una primera parte, que se puede leer aquí)

No, no me refiero a esa última pieza de bollería que se resiste a salir de la bolsa. Ni a la magdalena de Proust, al que no he leido porque estoy esperando a que hagan peli. Hablamos de la Magdalena Penitente, talla a tamaño natural del escultor español del siglo XVII, Juan de Mena. Que es la escultura de esta cariacontecida mujer que podéis ver bajo estas líneas.

Escultura que, hay que reconocerlo, y pese a incidir en la glorificación del sufrimiento típica del arte religioso español, es una obra bien bonita. Pues bien. Allá por diciembre de 2009, al OADIR le preocupaba el paradero de esta escultura. Y lo expresaba de este modo, tan emotivo como inexacto:

La “Magdalena penitente” de Pedro de Mena es una de las obras más impresionantes que hay en el Museo del Prado, y como lo religioso causa repelús y escozores en los espacios públicos deberá abandonarsu lugar habitual , siguiendo la polémica Sentencia del Tribunal de Estrasburgo que tanto le gusta a nuestro Gobierno (aunque luego nos digan que no les gusta), y deberá retirarse a meditar a otro sitio más oscuro y lóbrego o bien desaparecer bajo el martillo de los de la hoz. (Fuente)

Vaya, esto sí que es grave. Es decir, que el Gobierno español, guiándose por una sentencia del Tribunal de Estrasburgo que no tiene nada que ver con la cuestión (la retirada de los  crucifijos de las aulas), había aprovechado para esconder esta obra de los ojos de los visitantes del Prado. Todo muy lógico, sí…

Una Magdalena desaparecida. Casi podría ser un caso para mi primo J.J. Aunque no lo recomendaría a él para este asunto. Que lo conozco y es un hombre de carne débil, tentación a flor de piel y si la encuentra, como poco, se la lleva de copas para que se le pase el disgusto. Que puede que la Magdalena sea de madera, pero J.J. no es de piedra.

Y en cualquier caso, tampoco hacía falta contratar a un profesional como J.J. Sólo informarse un poco. ¿Dónde estaba la Magdalena Penitente en la fecha de esa texto del Oadir? En Londres. ¿De shopping? Pues no, aunque tras 4 siglos con gesto de angustia, mal no le habría venido. No, la Magdalena no estaba arrumbada en un oscuro y húmedo sótano, sino expuesta, como una señora marquesa, en la muestra The Sacred Made Real, de la National Gallery de Londres.

Pero hay más. Es que antes tampoco estaba en el Prado. Antes estaba, vaya hombre, en un sitio que parece bastante indicado para una escultura que se considera obra maestra: el Museo Nacional Colegio de San Gregorio, en Valladolid, anteriormente llamado Museo Nacional de Escultura.  “Ah, bueno, que fue a donde la llevaron desde el Prado” estaréis pensando. Pues tampoco; el Colegio de San Gregorio estaba siendo remodelado así que los fondos de su colección se podían contemplar en el Palacio de Villena, también en Valladolid. Que es adonde fue trasladada en el 2008 desde – esta vez sí- el Museo del Prado. (Todo esto lo explica muy bien el autor del blog Domus Pucelae)

Es decir, que para cuando el Oadir la da por desaparecida y degradada a algún sótano, la Magdalena llevaba dos años pasando de un sitio a otro. Eso sí, siempre tratada con la mayor consideración y ocupando lugares a la altura que merece. Primero a un palacio, luego al Museo Nacional y luego a la National Gallery de Londres. Tras lo cual, visitó Washington con la misma exposición, para finalmente volver en julio de 2010 a su lugar en el Museo Nacional Colegio de San Gregorio. Peripecias todas que desde luego, nada tienen que ver con la resolución de Estrasburgo sobre los crucifijos en las aulas ni con la pérfida mano negra laicista que el Oadir cree ver.

(A la izquierda, en tóno cerúleo, la Magdalena Penitente. En el centro, de daltonic chic, la infanta Elena, y a la derecha, como dispuesta a llevarse la escultura en el bolso, la Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. La foto es de julio de 2010, en el Museo Nacional Colegio de San Gregorio, cuando la escultura regresó a España. Para ser un sitio “lóbrego”, como dicen los del Oadir, hay que ver la de gente importante que lo visita…)

Con todo esto da la impresión de que el Oadir, o lo que creo que es casi lo mismo: Antonio Alonso, visitó el Prado, vio que la escultura no estaba y, sin informarse al respecto, volvió a casa corriendo a vomitar sobre las teclas la patochada ridícula que podíais leer citada al principio de este post.

Un modo de conducirse difícil de entender en un señor Observatorio, con todas las letras, pero bastante comprensible si nos tomamos al Oadir como lo que es: un chiringuito católico radical que se ampara en un nombre rimbombante para soltarle bilis a una sociedad a la que – y ya va siendo hora de que lo asuman –  lo religioso le importa cada vez menos.

Las cosas del Oadir (I)

Si intentase definir lo que es un “observatorio” pensaría en un grupo de expertos, reunidos por alguna institución, que estudia algún tema  desde un punto de vista riguroso, o al menos, medianamente ecuánime. Que es lo que se suele entender por un “observatorio” (dejando aparte los astronómicos, claro está.)

Esto viene a cuento porque existe una asociación llamada OADIR, (Observatorio Antidifamación Religiosa) . Y porque, desgraciadamente, no tiene nada que ver con esa idea de “observatorio” que mencionaba anteriormente.

¿Qué es lo que dice el Oadir de sí mismo? Lo siguiente:

El Observatorio Antidifamación Religiosa (OADIR) es una entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones dependiente del Ministerio del Interior con el nº 589170.

El 9 de mayo de 2007 nos reunimos un grupo de profesores universitarios con el fin de poner freno a tanto escarnio y tanta mofa que padecemos los católicos en este país cuando se hace ofensa gratuita de los sentimientos religiosos.

(Enlace)

Yo creo que cuando una asociación o grupo se crea para “poner freno” a algo, llamarlo “observatorio” es infravalorarlo. Puesto que no se crea para “observar”, sino para actuar en uno u otro sentido. ¿Y en qué sentido actúa el OADIR? Pues siempre en el mismo. En denunciar lo que consideran ofensas a la fe cristiana, y muy específicamente, a la católica. Y es que, pese a que con las siglas se les ha quedado nombre como de rey moro – “…dirige Oadir sus huestes hacia los muros de su querida Granada, etc…”–  , lo suyo es las defensa del catolicismo.

Para ello se aferran a la existencia del artículo 525 de la Constitución Española del Código Penal, que, muy desgraciadamente, les da la razón en gran parte:

Artículo 525.

1. Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican.

Artículo que siempre me ha resultado un poco confuso, por la dificultad de discernir si algo se hace “para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa”, o sencillamente por diversión, o porque a uno le apetece. Con lo cual, habría que acreditar fehacientemente en el juicio que el motivo que le llevó a uno a publicar la obra o la frase blasfema fue el ofender. Cosa que a mí, y hago constar que de leyes sé muy poco, me parece prácticamente imposible.

Por cierto, este artículo cuenta con un segundo punto, que en Oadir bien se cuidan de ignorar, que dice que:

2. En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna.

Lo cual prueba que ese artículo puede ser un arma de doble filo. Como alguien se meta a rebuscar en Hazteoir.org con esa segunda parte del artículo en la mano, nos podremos reír mucho todos.

“Dadme una de éstas y le daré la tabarra al mundo”

El problema del artículo 525 es que está ahí para no ser usado. Porque cuando se intenta usar, como en el caso de Javier Krahe, genera bastante controversia. La suficiente como para pensar que si se abusara de él, pronto se elevarían voces que pidiesen su retirada definitiva. Cosa que espero que acabe sucediendo, tanto con su primer punto como con el segundo, con mis laicas bendiciones.

Y si hay algo que hace el Oadir con el artículo 525 es abusar de él. Como ejemplo, aquí está el documento que hizo público Antonio Alonso, presidente del observatorio y en su nombre, ante la campaña del bus ateo. Que terminaba de esta forma tan rumbosa:

Por todo lo anterior exigimos a los promotores de esta campaña publicitaria que la retiren inmediatamente y pidan perdón por las ofensas cometidas, sabiendo que resulta ofensivo y daña los sentimientos religiosos de una parte de la población española, violando el art. 525 del Código Penal, sin perjuicio de iniciar las pertinentes acciones legales.

Recordemos el texto del anuncio que se publicó en los autobuses. Decía: “Dios probablemente no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida.” Motivo suficiente para que el Oadir recurra al dichoso 525 y exija – lo de pedir las cosas sin más pertenece al pasado, por lo visto – que la retiren inmediatamente y pidan perdón. Todo esto, sin perjuicio de, aun cumpliendo con esas exigencias, tener que enfrentarse a una demanda. Imagino que los impulsores de la campaña todavía se están riendo.

Como se debió de reír Alex de la Iglesia cuando el Oadir reclamaba lo siguiente, respecto a su serie Plutón BRB Nero:

Por todo lo anterior instamos a RTVE para que retire de la red este episodio en concreto y deje de emitir esta serie si no tiene otra cosa mejor que hacer que, violando el art. 525 del Código Penal, meterse con la Iglesia Católica, de la cual formamos parte millones de españoles y cuyos sentimientos se ofende con este tipo de emisiones.

Álex de la Iglesia contestó al católico observatorio con la sorna esperable en un hombre que, además de ser un director brillante, es de Bilbao. Y aún pataleó un rato más el Oadir:

En lugar de publicar en su blog una respuesta a nuestro comunicado podría haber tenido la delicadez de llamar, pedir perdón,… Pero su arrogancia se lo ha impedido. Lamentable. Ciertamente lamentable.

Y es que, al pobre Oadir, los denunciados le suelen hacer poco caso. Y no ha sido por falta de oportunidades, porque no sólo el bus ateo y Álex de la Iglesia han sido blanco de sus dardos. También La Primera de TVE. Y La 2. Y Telecinco. También La Sexta, por supuesto. Y Antena 3. Ah, y Cuatro también, claro. O sea, todas han ofendido en uno u otro momento a este observatorio. Y que nos conste, a ninguna le ha importado un carajo, todo sea dicho.

Ante semejante caudal de ofensas y de trabajo, el observatorio decidió elaborar el (redoble de tambores) “I Informe OADIR Antidifamación Religiosa” . Como la mayoría de los contenidos de su web, este informe resulta bastante risible. A mí me ha recordado a esos trabajos de instituto que uno presentaba, siempre a última hora y buscando el aprobado raspado. No debió de ser así, porque Antonio Alonso, el presidente, estaba muy orgullosode su obra. Tanto que, no contento con enviarlo al Defensor del Pueblo, decidió entregarlo en mano. Bien hecho, que hay mucho cartero laicista y uno no sabe ya de quién fiarse.

Y para dejar constancia, se hizo una fotografiar en el acto, dejándonos, para la memoria colectiva de los grandes momentos, esta foto impagable.

(A la izquierda, Antonio Alonso, a la derecha y con cara de “todo esto está muy bien, pero yo la quería con anchoas y sin peperoni”, Joaquín Trillo, responsable del Área de Educación y Cultura del Defensor del Pueblo)

Este estilo, entre ultramontano, indignado e ingenuamente amateur, es lo que impide que cualquiera se tome al Oadir en serio. No es un observatorio, es una asociación, con un solo miembro visible, que resulta ser su presidente y que tiene una web. ¿Se le puede llamar a eso Observatorio Antidifamación Religiosa? Poder, se puede. Como también se le podría llamar “Centro de estudio anatómico de la menopausia” a maduritaspuntocom. Otra cosa es que esté bien el hacerlo.

Reconozco que este post se está alargando demasiado. Pero es lo que pasa con las pasiones y con las pipas, que uno empieza y no sabe parar. Tanto es así que tendrá segunda parte, mañana mismo, para quienes ya hayan digerido la primera y se quieran entretener un poco con un ejemplo práctico: El caso de la Magdalena esquiva.

La reforma laboral, los medios y los llaveros.

Toca reforma laboral. Eso significa que los medios nos aporrearán con noticias, editoriales y columnas, sobre la conveniencia o no de esta reforma. Algunos tirarán por el lado nostálgico, y pedirán a sus columnistas algo dramático y emotivo, con nombres propios. Ya saben, el tipo de artículo que termina así “Pero a Paco, el hombre que me trae la compra a casa del supermercado, poco le importa lo que digan unos señores con corbata.” Superbonito, oigan. Otros dirán que la reforma no ha sido suficiente y que hay que superar esa idea atrasada de que hay que cobrar a cambio de trabajar. Que luego las empresas, claro, se van a otros países. Porque hay que mirar la realidad con una mente abierta y esquemas nuevos.

Pero esta entrada no trata de eso. Trata de los medios y los llaveros. La acepción de “llavero” de la que voy a hablar, no aparece en el diccionario de la R.A.E. Tiene su origen en una anécdota ocurrida en un periódico en el que yo estuve como becario. Llegó un fotógrafo con una foto que le habían encargado. Una vez en la redacción se enteró de que no iba a salir publicada y de que, por lo tanto, no iba a cobrar ese encargo. El fotógrafo, con cabreo comprensible, preguntó “Ya, ¿y con la foto yo ahora qué hago?” Y alguien, supongo que con más resignación que mala leche le contestó “Hazte un llavero.” A partir de ahí, el término “llavero” quedó incorporado a la jerga de esa redacción. Y no era raro que un fotógrafo, al recibir un encargo le preguntara al jefe de mesa si iba a ser “llavero”.

Esto ocurría en el año 2000 y, cuando las cosas iban como debían y el encargo se publicaba finalmente, el fotógrafo cobraba 1500 pesetas. A eso hay que añadir que los caros equipos fotográficos, corrían a cuenta de estos trabajadore y que por supuesto, todos estaban en régimen de “colaborador”. Que es la muy libre visión que tienen los medios españoles de ser freelance. Que viene a ser, “trabajas para mí como si estuvieras en plantilla, fueses fijo y te llegase una cesta de navidad a fin de año, y yo te trato como si fueras el chaval que trae las pizzas. Pero sin propinas, claro.”

Estuve unos meses allí. Me lo pasé en grande, hice unas cuantas buenas fotos, conocí a gente a la que aprecio y me largué sin mirar atrás. Me ayudaron mucho para esto último cosas como lo de los llaveros. O la charla que tuve con una redactora, que me contó que llevaba 45 días sin librar.  Era colaboradora, lo cual significa que no trabajó los 45 días (ni los cobró). Pero sí  tuvo que estar los 45 días disponible, en la ciudad en la que trabajaba. Sin poder planear unos días fuera, ni poder permitirse apagar el móvil. Y habiendo firmado contratos de colaboración que incluían exclusividad. (De nuevo, una forma muy curiosa de entender lo que es ser freelance).

Y no hablo de un periodiquillo de tres al cuarto, es un periódico regional, pero líder absoluto en su zona y perteneciente a un gran grupo de comunicación. Y en tiempos de bonanza. No quiero saber cómo serán las cosas ahora, con las excusas de la crisis y el descenso de los ingresos por publicidad. Hace poco he leído en un foro acerca de sueldos de periodista de 800 euros, en Madrid.

Y eso nos lleva de nuevo al tema de la reforma laboral y los medios. A los artículos emotivos sobre Paco, el hombre que trae la compra del super. A los editoriales con los que estos medios pontificarán sobre la cuestión, señalando las grandes verdades, y los moderados peligros. Y a mí, que pasé por allí, que tengo muchos compañeros que siguen en sitios similares, se me caerá el periódico de las manos ante semejante ejercicio colectivo de cinismo.

Y puede que incluso alguna de esas columnas sobre Paco el del super reciba un premio de periodismo. Por su honda emotividad y por la habilidad del autor para tomarle el pulso a la realidad cotidiana. Siempre que se haga fuera de la redacción, naturalmente.

(Añadido: Parece que el problema no es sólamente nacional. El Wall Street Journal publica una lista de los mejores y peores trabajos. La lista es de 200 trabajos,  los mejores van más arriba en la lista y los peores más abajo. Reportero de prensa, puesto 184. Fotógrafo de prensa, puesto 189. Lista completa. Seguro que en EEUU los medios también se dan muchos golpes de pecho cuando hablan de explotación laboral. )