Grandes entradas del Rock and Roll (y 3): Tom Petty en la Superbowl

Ya sé que con dos entrada parecía haberlo dicho todo sobre el tema (aquí la primera . Pero uno va encontrando cosas nuevas y no puede menos que añadirlas. Aquí está el señor Tom Petty y sus Heartbreakers en la Superbowl. Esa celebración de final de fútbol americano en la que todo es a lo grande. Y aquí los diseñadores de escenarios, rascándose la cabeza, pensando a ver qué hacen. “Oye, ¿te acuerdas de cómo es el logo de Tom Petty y los Heartbreakers?” “Sí, hombre, es una Gibson Flying V, atravesando un corazón”. “Oye, y por qué no hacemos el escenario con la forma del logo, ¿eh?… ” “Ya, y si te parece, hacemos que la Gibson se clave en el corazón al comienzo de la canción”. “Uy. Uyuyuy. Uyuyuyuyuuy…”

Zasca.

Y que empiecen con el American Girl, como está mandado, Ya dijimos que hay que empezar con todo lo gordo. Y el furioso strumming inicial de American Girl es de lo más adecuado para el show de la flechita, no me digáis que no. Y se encienden las luces y ahí están. Todos esos señores ya, elegantes y serios, haciendo lo suyo. Con la confianza que dan los años y el no tener que demostrar nada. El ser, en fin, más chulo que un ocho, tener un logo macarra, y convertirlo en un escenario móvil aprovechando que te están viendo unos mil millones de personas. (No es una cifra al azar, son unos mil millones, realmente.)

Y mucha guitarra bonita. Tom Petty con su Rickenbacker, una Gibson Flying V gigantesca y Mike Campbell – ¿hablábamos de ser chulo? – dandole a la guitarra que lleva su nombre, la Duesenberg Starplayer TV Mike Campbell.  Modelo que, no en esa variante, sino en otra más sobria, volverá a aparecer en este blog, sí o sí. O también.

Oigan, Rock and roll.